Una de las constructoras de Ángelo Calcaterra, primo del Presidente, se quedó con otra licitación pública. En esta ocasión para restaurar la Basílica de San Francisco, un edificio histórico que pertenece a la Iglesia católica y la orden franciscana en la que está el Papa.

Una de las constructoras del primo del presidente Mauricio Macri obtuvo la licitación pública para la Basílica de San Francisco el pasado 13 de octubre. Un hecho ya recurrente desde la llegada de Cambiemos a la Casa Rosada.

La empresa favorecida es Creanurban, del dueño de Iecsa SA, Ángelo Calcaterra, que se encargará de realizar obras de restauración y puesta en valor de la iglesia, ubicada en pleno casco histórico de la Ciudad de Buenos Aires.

A fines de marzo de 2015 se conocieron las ofertas de las tres compañías que buscaban obtener la licitación. De esta manera, siendo el presupuesto oficial de la obra de $ 94.306.615, se adjudicó la restauración de la basílica a Creanurban, la segunda oferta más barata. La empresa licitó por debajo del presupuesto oficial: $ 93.363.549, detalló el diario Perfil.

“Corresponde aprobar lo actuado en el procedimiento llevado a cabo para la licitación pública nacional a la firma Creanurban”, estableció el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, en una resolución del Boletín Oficial publicada el 17 de octubre.