Lo rechazó durante una reunión con el representante regional de Naciones Unidas, Amerigo Incalcaterra, quien buscaba avanzar en la conformación de un grupo para supervisar y colaborar con la investigación, como había pedido la familia de Santiago.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, recibieron hoy a Amerigo Incalcaterra representante de la oficina regional para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh).

Según trascendió, durante el encuentro, los funcionarios rechazaron avanzar en la conformación de un grupo de expertos independientes que supervise y colabore con la investigación sobre la desaparición forzada de Santiago Maldonado, ocurrida el pasado 1 de agosto en medio de una brutal represión de Gendarmería.

Incalcaterra viajó a Buenos Aires expresamente para evaluar la posibilidad de conformar este grupo, que había sido pedido por la propia familia a la ONU con el objetivo de “destrabar la investigación”.

Desde Amnistía Internacional también habían planteado la necesidad de la intervención de expertos que contribuyeran “a una investigación independiente e imparcial” sobre lo ocurrido con el joven.