Ayer, el Presidente dijo que Bernandino Rivadavia trajo los restos de San Martín, pero el histórico líder había muerto cinco años antes.

Felipe Pigna, historiador argentino, aportó más datos: “Primero hay que decir que San Martín y Rivadavia fueron enemigos históricos. Junto con Alvear, Rivadavia hizo todo lo posible por demonizar su figura. Incluso, Rivadavia hizo todo lo posible para evitar su encuentro con Bolívar y es el propulsor del exilio de San Martin. Y después de todo esto, Rivadavia muere mucho antes que San Martín, con lo que es imposible que traiga sus restos. Rivadavia hizo todo lo posible para que San Martín desaparezca de la memoria y luego sus seguidores hicieron todo lo posible para que sus restos no regresaran al país. Se tardaron 30 años en que traigan al país, con la presidencia de Nicolás Avellaneda. Es una lástima que los presidentes sepan poco de historia argentina, serviría para comprender el presente”.

Escuchá el audio:

Fuente: Diario Pulse, Radio 10