El organismo dio a conocer datos que admiten que en el segundo trimestre del año la deuda externa argentina tuvo un aumento preocupante.

"Luis Caputo es el único que trabaja", había ironizado días atrás CFK en un acto para dar cuenta del desproporcionado endeudamiento que estaba encarando el Gobierno Nacional y era silenciado por los grandes medios.

Ayer fue el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) el que admitió la situación. Es que según los registros del organismo estatal la deuda externa bruta total, tanto pública como privada, creció un 15,8% interanual a u$s 204.818 millones al cierre del segundo trimestre del 2017.

Además, la deuda pública externa del gobierno nacional alcanzó los u$s 127.559 millones, un 35,3% más frente al mismo período del año pasado.

El dato se desprendió de la publicación del informe sobre la balanza de pagos, un indicador que da cuenta de todas las transacciones económicas concretadas por el país con el resto del mundo.

Por otra parte, el déficit de cuenta corriente alcanzó los 5.954 millones de dólares en el segundo trimestre del año. El resultado fue apenas menor que durante los primeros tres meses.