La funcionaria fue reemplazada por Jorge Faurie en la Cancillería, quien asumió hoy. Pero a Susana Malcorra no le fue nada mal: quedó a cargo del "Consejo de Alto Nivel para el Análisis Global", puesto inventado para ella.

Según trascendidos, Malcorra abandonó el Ministerio de Relaciones Exteriores por diferencias con el resto del Gabinete de Cambiemos. Entre los cortocircuitos figura el pedido de la ONU para que el país libere a Milagro Sala, detenida hace más de un año. Malcorra quería acceder a ese pedido. Sin embargo, el Gobierno decidió rechazarlo para no molestar al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, aliado a Cambiemos. Ahora podría definir la Corte Suprema de Justicia.

Según se informó en el boletín oficial, en su nuevo cargo Malcorra deberá "elaborar aportes y recomendaciones sobre las principales tendencias globales" y el puesto funcionará "como espacio de reflexión, debate y asesoramiento sobre las principales tendencias globales, del cual podrán participar personalidades destacadas y expertos reconocidos en la materia internacional". Tendrá rango de Ministerio y sería "ad honorem", según aseguraron desde el Ejecutivo.

La ahora ex canciller estuvo cruzada por otra polémica durante su gestión en Cancillería, cuando utilizó ese lugar para competir por la presidencia de la ONU. Esa candidatura fallida le costó al país 1,3 millones de pesos.