Lo anunció la Cancillería nacional. La considera "ilegal" y con la única ambición de "asegurar la continuidad del actual régimen". Destaca a los ciudadanos que se pronunciaron en contra.

Cancillería, a cargo de Jorge Faurie, anunció este domingo que no reconoce el resultado de la elección de una asamblea constituyente en Venezuela, al considerarla "ilegal" y con la única ambición de "asegurar la continuidad del actual régimen".

Antes de que incluso se conociera el resultado de la elección, el Gobierno argentino adelantaba que la postura sería la de desconocer la votación, al evaluar que "no respeta la voluntad de más de siete millones de ciudadanos venezolanos que se pronunciaron en contra de su realización".

"El Gobierno argentino lamenta que el Gobierno venezolano, desoyendo los llamados de la comunidad internacional, incluyendo el de los países del Mercosur, haya proseguido con la elección a una asamblea constituyente que no cumple con los requisitos impuestos por la Constitución de ese país", señala el comunicado oficial.

"La Argentina no reconocerá los resultados de esa elección ilegal", setencia el escrito.

En este marco, Cancillería exhortó al Gobierno de Nciolás Maduro a "respetar la voluntad popular y la propia Constitución venezolana" que en 1999 impulsó el expresidente Hugo Chávez.