La semana pasada el Juez Federal de Rawson, Gustavo Lleral, dispuso el cierre de la causa por la muerte de Santiago Maldonado que se ahogó en el Río Chubut durante un desalojo de la Gendarmería en la Ruta 40.

Ante esta situación, Sergio Maldonado, hermano del artesano, criticó a la Justicia por su decisión y denunció presiones del gobierno para cerrar la causa. "El otro día sentí miedo, sentí la impunidad en primera persona y encima hay que soportar que nos traten de mentirosos. No nos van a callar”, expresó en declaraciones radiales.

Indignado, el periodista Eduardo Feinmann lo cruzó y le pidió que devuelva el subsidio que cobra la familia del tatuador tras la desaparición por parte del estadio nacional.

“Devolvé la plata, Sergio“, le reclamó el periodista en su cuenta de Twitter al hermano de Santiago. Es que, en abril de este año, Sergio explicó que el Estado "asumió la obligación de afrontar una parte de los gastos" para su familia por los gastos que realizaron en busca de obtener información sobre la desaparición del joven. 

Eduardo Feinmann on Twitter

Hace algunos meses había trascendido que el Gobierno le entregaba 200 mil pesos por mes a la familia del joven, un total de 1.600.000 pesos desde que explotó la noticia en abril. Sin embargo, Sergio Maldonado desmintió esta versión. “No son 200 mil por mes como si fuera que a uno le depositan en una cuenta bancaria sin ningún control“, explicó el hombre respecto del subsidio que incluía entre otros conceptos los gastos por traslados y alojamiento durante la investigación. 

"Lleral no hizo nada en la causa durante todo el año, el fallo es más político que otra cosa. Es muy evidente que Lleral tuvo presiones del gobierno para cerrar la causa, obviamente vamos a apelar", dijo y agregó que irán a la Corte Interamericana para esclarecer los hechos.

"Cerraron la causa dos días antes del G20 para decir que se resolvió el caso y no hay desaparecidos ni muertos por parte del Estado", aseguró y añadió: "Tenemos que soportar a Bullrich totalmente desubicada generando odio para que las fuerzas de seguridad hagan lo que se les antoje”. 

El juez Gustavo Lleral cerró la investigación y determinó que el joven falleció “a causa de una asfixia por sumersión coadyuvado por un cuadro de hipotermia”. Además, sobreseyó al único imputado, el gendarme Emmanuel Echazú. Tras el fallo, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró que en el caso Maldonado, "la verdad le ganó al relato". 

Fuente: Diario Perfil