Mauricio Macri, designó al hijo de José Alfredo Martínez de Hoz, como el nuevo vicepresidente del Instituto Nacional de la Propiedad (INPI).

El nuevo funcionario que lleva el mismo nombre de su padre, José Alfredo, es uno de los socios fundadores de PAGBAM y dirige el Departamento de Energía y Arbitraje del Estudio.

El organismo del que Martinez de Hoz hijo será vicepresidente, es el encargado del otorgamiento de patentes a la propiedad intelectual.

El dato a destacar es que el nuevo funcionario designado y el presidente del INTI, Dámaso Alejandro Pardo, son socios y representantes legales del estudio jurídico PAGBAM que asesora a las principales empresas transnacionales en el país en asuntos jurídicos y de propiedad intelectual.

Dámaso Pardo y Martínez de Hoz, reemplazan a Mario Aramburu y Mario Díaz, respectivamente, quienes estuvieron por más de 10 años dirigiendo al INPI.

Observatorio Sudamericano de Patentes señaló la incompatibilidad en el cargo respecto del presidente del INTI, Dámaso Pardo, debido a su doble rol en la empresa PAGBAN y en la presidencia del INTI.

"Según su currículum, Pardo tiene experiencia en todas las áreas de propiedad intelectual, incluyendo la tramitación de marcas, diseños industriales, patentes y todas las transacciones relativas a la propiedad intelectual. También presta asesoramiento jurídico y litiga en cuestiones de marcas, infracciones de patentes, asuntos de protección al consumidor, derechos de autor, publicidad y derecho de Internet y tecnología, privacidad y los nombres de dominio de internet", dijeron desde el Observatorio al momento de la designación del presidente.

Por lo que se espera, que la designación de José Alfredo Martínez de Hoz, traiga conflictos no sólo por ser el hijo de quién aplicara la política económica de la última dictadura militar.