La sede Río Negro del Partido Justicialista es un hervidero. La decisión de Pichetto de haber aceptado la invitación de Macri para ser su candidato a vicepresidente fue considerada una traición entre la dirigencia y sus compañeros de la provincia no tienen en mente perdonárselo.

En las próximas horas habrá una reunión en la sede provincial para evaluar y sin dudas ratificar el pedido a las autoridades nacionales.

La nota fue redactada entre la dirigencia de Cipoleti y enviada al titular del PJ provioncial, Martín Soria, para que se concreten los pasos necesarios para echar al integrante de la Cámara Alta del partido.

El reclamo partió de la unidad básica Cipolletti en Defensa del Proyecto Nacional y Popular, única reconocida orgánicamente de la ciudad. Desde allí se recolectaron firmas y, según publicó la prensa patagónica, fueron conseguidas en poco tiempo.

Fuente: Infonews