El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, criticó con dureza a la administración de Cambiemos y aseguró que la entidad que él preside fue una de las que le dio un sustento electoral importante.

A la hora de explicar la realidad de su sector, Acevedo explicó que la actividad industrial "va a demorar más de diez años en levantarse" y recuperar los niveles de 2012, y concluyó que la producción manufacturera fue "uno de los grandes perdedores del modelo" de Macri.

“La presidencia de Mauricio Macri fue una desilusión” dijo Acevedo y lo acusó de de no tener “la sensibilidad de escuchar a la sociedad. Para analizar su presidencia habría que dejar pasar el tiempo y ponerlo en perspectiva, pero creo que ha ignorado a la industria”.

Acevedo consideró que no ve un problema económico financiero sino político al señalar que “hoy nos estamos ahogando en un charco de agua. ¿Se acuerdan de los diez puntos? Eso fue hace tres o cuatro meses. Yo no pido que se cumplan los diez, sino dos o tres. Que se cumplan los contratos, que no haya una devaluación del 30 por ciento cada año, que no tengamos estos niveles de inflación”.

En esa línea de pensamiento Acevedo admitió que “las paritarias deben reabrirse. El poder adquisitivo ha caído muchísimo y tenemos que empezar a crecer y ver cómo recomponemos los salarios”, enfatizó el dirigente.

“Por eso, hay que empezar a tener un país con previsibilidad. La Argentina tiene potencial para recomponerse”, enfatizó. “Creo que el Gobierno se dio cuenta de esta situación después de las PASO, que fueron un palazo para el oficialismo”.