Este jueves volverá a sesionar el Senado, por segunda semana consecutiva y será entonces la segunda sesión virtual, luego de que la semana pasada se aprobaran los Decretos de Necesidad y Urgencia referidos al Covid-19. Ahora, por primera vez en su historia, aprobará leyes de forma telemática.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner oficializó este miércoles la convocatoria, que incluye la nueva regulación de la Cruz Roja, la “Ley Silvio” para trabajadores de la salud y las exenciones en el impuesto a las Ganancias.

El proyecto sobre la Cruz Roja fue dictaminado en un plenario de las comisiones de Legislación General y Presupuesto y actualiza una norma que data de 1.893, regulando el vínculo de esta institución de ayuda humanitaria con el Estado.

La Cruz Roja fue fundada hace 157 años y actualmente cuenta con 66 filiales, lo que la convierte en la organización humanitaria con más antigüedad y mayor cobertura del país.

Entre los beneficios de la nueva normativa se encuentran la participación gratuita en procesos judiciales; la asignación de espacios gratuitos de publicidad; la exención del pago de peajes; y la exención del pago de derecho de importación para adquirir equipamiento.

Por otra parte, la Cámara alta debatirá la “Ley Silvio”, que debe su nombre a Silvio Cufré, enfermero fallecido por Covid-19 en provincia de Buenos Aires el pasado 18 de abril.

La iniciativa crea un programa de protección para el personal de la salud, que entre otras cosas promueve que “sean los trabajadores de menor edad quienes estén a cargo, de forma prioritaria, de la atención de casos sospechosos, toma de muestras, atención y tratamiento de pacientes” de coronavirus.

Además, se establece que en las áreas de los establecimientos de salud donde se tomen muestras o se traten casos sospechosos o confirmados, se garanticen medidas de bioseguridad.

Por último, se discutirá el proyecto que exime del pago del impuesto a las Ganancias a trabajadores esenciales, como los del ámbito de la salud, de limpieza, las Fuerzas Armadas, las fuerzas de seguridad, bomberos y personal de la actividad migratoria y aduanera.

La exención regirá desde el 1 de marzo hasta el 30 de septiembre, pero ese período podrá ser extendido por el Poder Ejecutivo, siempre en el marco de la emergencia sanitaria.

Ese proyecto también incluye el otorgamiento de una pensión graciable y vitalicia para familiares de trabajadores que hayan perdido la vida en el ejercicio de su actividad profesional como consecuencia de haber sido afectados por el coronavirus.

La pensión será otorgada a cónyuges, hijos hasta la mayoría de edad o convivientes de las personas fallecidas, y será “una suma mensual igual al doble del haber mínimo jubilatorio, al que se le aplicarán los aumentos correspondientes a las jubilaciones ordinarias”.

Tal como establece el decreto de funcionamiento remoto aprobado la semana pasada, Cristina y el resto de las autoridades del Senado participarán de la sesión desde el recinto, mientras que los demás senadores se conectarán a la red desde organismos oficiales o desde sus oficinas.