La Cámara Alta dio media sanción a un  proyecto que beneficia a los grandes medios concentrados, estableciendo un marco regulatorio para la distribución de la Pauta Oficial. Las asignaciones para las partidas publicitarias tendrán como principal criterio por el  “Alcance del medio”, dice el texto.

El proyecto que obtuvo media sanción en Senadores, tiene como criterio principal los niveles de audiencia, por lo que favorecerá a las principales corporaciones mediáticas y perjudicará a los medios regionales o los más chicos.

La iniciativa que contó con el apoyo de parte del FPV- PJ, el radicalismo y Cambiemos tuvo como base principal el proyecto que presentaron las senadoras del PRO Marta Varela y Laura Rodríguez Machado que era copia exacta de la resolución que emitió la Secretaría de Comunicación Pública en relación a la distribución de la publicidad oficial.

El punto más polémico del proyecto es el que establece los criterios de asignación para las partidas publicitarias. El principal criterio es el de “Alcance del medio” redactado de la siguiente manera: “En función de su circulación o audiencia, para cuya determinación se tendrán en cuenta los indicadores de referencia en cada mercado y los registros que el proveedor certifique mediante declaración jurada”.

De esta forma, el estado pasará a repartir la pauta publicitaria basándose en los escasos y cuestionados sistemas de medición de audiencias que miden empresas privadas. Los otros dos criterios de distribución de la pauta publicitaria son la pertinencia del mensaje y la zona geográfica en donde esté radicado el medio.

De sancionarse esta ley, los medios comunitarios, cooperativos y regionales se verían perjudicados en la adjudicación de pauta oficial, poniendo en riesgo su supervivencia. Por otro lado, se fortalecería económicamente a los grandes multimedios, que además son los que más pauta privada reciben. En otras palabras, el proyecto fomenta la concentración de medios.

El proyecto que consolidó la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión de la Cámara de Senadores que preside la senadora jujeña, Liliana Fellner, responde a una necesidad de Cambiemos de cumplir con una promesa que los “lilitos” le hicieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por eso el apuro en avanzar con un proyecto que tuvo poca discusión en comisión y donde la mitad de las modificaciones propuestas por los diferentes bloques no fueron contempladas en la elaboración del dictamen de mayoría que fue aprobado ayer.

Llama también la atención la falta de propuestas del senador Juan Manuel Abal Medina, siendo que fue secretario de comunicación pública del kirchnerismo, y tuvo a su cargo la distribución de la pauta oficial, quien se mantuvo en silencio durante toda la sesión.

En la sesión plenaria donde se votó el dictamen de mayoría, el senador del Movimiento Evita, de manera condescendiente con el oficialismo, felicito el trabajo de la comisión que llevó adelante la elaboración de un dictamen a medida de Cambiemos.

Por otro lado, el Kirchnerismo duro presentó de la mano de la senadora María Ester Labado un dictamen de minoría que propone la creación de un “Fondo para la Diversidad de Medios de Comunicación” para subsidiar, por fuera de la pauta oficial a los pequeños y medianos medios.

“Este proyecto promueve el otorgamiento de publicidad oficial a los medios de comunicación bajo el espíritu del federalismo, la pluralidad de voces, y el fomento a la producción nacional. No así a los criterios de audiencia o alcance – entendidos como sinónimos-, dado que establecer alguno de estos como criterio preponderante en la asignación de pauta oficial, requiere de la existencia de sistemas de medición de audiencia confiables para todos los soportes, que actualmente no existen en el país”, señala en su fundamentos el proyecto presentado por el kirchnerismo.

Durante la sesión la senadora santacruceña sostuvo que “el gobierno es responsable del mapa de medios que se genera” en el país al señalar que el dictamen de acompaña la minoría favorece a los grandes medios y por lo tanto la concentración.

Finalmente resaltó que su proyecto limita que los medios extranjeros en sus diferentes plataformas (facebook, twitter y google) reciban pauta oficial.

El proyecto obtuvo media sanción en el Senado con 51 votos a favor y 8 votos negativos.