Este lunes, al cierre de un acto en reclamo de la liberación de los presos políticos en la Casa de Jujuy, directivos de la Federación Argentina de Trabajadores de la Industria del Cuero y Afines (FATICA) fueron seguidos e interceptados por cuatro móviles policiales y alrededor de doce efectivos.

El Sindicato de Obreros Curtidores de la República Argentina (SOCRA) denunció a través de un comunicado que un grupo de trabajadores “fueron interrogados sobre su presencia en la Casa de Jujuy y demorados por averiguación de antecedentes" por parte de la Polícia de Horacio Rodriguez Larreta". Además, el texto agrega que, "un compañero que quiso fotografiar la situación fue puesto contra la pared con las manos en alto, y revisado por los policías”.

El sindicato de Curtidores denuncia persecución por parte de la Policía de la Ciudad

Desde el Sindicato que lidera Walter Correa, aseguraron que según la Policía, “fueron interceptados por estar presentes en la actividad por la liberación de los presos políticos en la Casa de Jujuy, hecho que les resultó sospechoso. Ya en esa instancia, directivos del sindicato habían observado la vigilancia de los efectivos sobre la actividad”. En consecuencia, denunciaron el hecho “como parte de la persecución policial, judicial y política instrumentada por el gobierno nacional en contra de las organizaciones que representan los intereses populares”.

Antes de finalizar el comunicado, SOCRA señala que el gobierno nacional bajo una “fachada” de supuesto "diálogo y consenso": “Avanza duramente contra todas las voces que se oponen a sus políticas”, al tiempo que reiteran el reclamo, “por la liberación de los presos políticos en Jujuy y todo el país, y el cese de la persecución a los dirigentes que se manifiestan contra las políticas del gobierno nacional”.

El sindicato de Curtidores denuncia persecución por parte de la Policía de la Ciudad