“Yo le propuse un plan (a Macri) (…), él me dijo que lo hagamos, que probemos. Y yo empecé a hacerlo (…) se ve que los tiempos de la Nación no son los mismos tiempos de la necesidad”, afirmó Luis Almada, dueño de la Pollería El Establo, quien además contó que se fundió y que debió cerrar la fundación.

Una vez en Buenos Aires piensa exigirle en la cara al mandatario que cumpla con una promesa que lleva 17 meses: proveer lo necesario para el funcionamiento de un proyecto para ayudar a gente en situación de calle.

“Ya empecé a practicar. Camino 10 kilómetros todos los días. Y la gente alienta y quiere sumarse”, dice.

Mirá el video:

Fuente: Noticias en Red, El Destape