El representante diplomático argentino en La Paz aseveró que la Ministra de Seguridad debe pedir perdón por sus declaraciones al vincular a la comunidad de ese vecino país con la delincuencia y el narcotráfico.

La ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, “debe pedir disculpas” a la comunidad boliviana, y Argentina “tiene que discutir con todos los países vecinos, hermanos”, la Ley Migratoria, afirmó el embajador argentino en La Paz, Normando Álvarez.

La posición de la ministra desató una ola de críticas en autoridades bolivianas por considerarlas xenófobas y discriminatorias al relacionar la migración con el delito. La nueva política migratoria aprobada por el presidente Mauricio Macri generó preocupación en la comunidad boliviana y una comisión oficial viajó a Buenos Aires para interiorizarse de los alcances de la disposición.

“Bullrich debe pedir disculpas por las declaraciones que hizo semanas atrás, en las que relacionó a los migrantes de Bolivia con el narcotráfico y la inseguridad”, dijo, y estimó que en algún momento el Presidente Macri, quien resulta afectado por sus dichos, le podría pedir a Bullrich que se retracte:

Recordó que además el decreto que modifica la Ley Migratoria de Argentina “es un decreto de necesidad de urgencia que tiene que ir al Congreso”, donde finalmente se definirá el tema.

Bullrich tiene “que dar las disculpas, no está nada mal, muchas veces cometemos errores, todos, usted, yo, todos; pedir disculpas da altura a la gente, a quien pide disculpas, así que espero que lo haga. Querer demostrar coraje, carácter con esos temas, para mí es equivocado, tiene que pedir disculpas a las comunidades, fundamentalmente a la boliviana, que es a quien le ha producido malestar”, insistió.

El embajador insistió en su pedido de bajar el tono de la polémica, y estimó que las aguas calmarán.