Esta semana, el oficialismo volverá a insistir con la reforma laboral aunque ahora lo hará dividida en tres proyectos, que se empezarán a debatir en el Senado. Lo hace en una semana especial: el martes será el día del trabajador. ¿Una buena noticia para los trabajadores?

El proyecto oficial quedó en la nada en diciembre del año pasado cuando parte del sindicalismo decidió rechazar la iniciativa macrista. Entre otras cuestiones, se cambiará a la baja el modo de calcular las indemnizaciones por despidos sin causas.

Según la iniciativa recomendada por el Fondo Monetario Internacional, se propone que el aguinaldo, los premios, bonificaciones y toda compensación o reconocimiento de gastos que el empleador efectúe al trabajador queden excluidos de la base salarial para calcular las indemnizaciones. De este modo, echar empleados será más barato para las empresas.

El proyecto, que incluye otros puntos, empezará a debatirse en el Senado donde Cambiemos tiene un número importante y además cuenta con mayor cantidad de aliados. El oficialismo sabe que las leyes que no se aprueben este año, difícilmente pasen en 2019 en medio de la lucha electoral.