Las elecciones que se iban a celebrar el 12 de mayo en La Rioja fueron suspendidas y el mandatario provincial y candidato del PJ Sergio Casas, bajó su candidatura.

En tanto, la suspensión del comicio (que podría finalmente realizarse el 11 de agosto junto a las PASO nacionales) se dispuso tras una presentación del Partido Frente del Pueblo basada en "la situación de incertidumbre que impediría postular candidato al estamento de gobernador y vicegobernador".

El argumento del Tribunal Electoral riojano fue que el gobierno nacional no cumplió con la actualización de los padrones electorales.

La situación política en La Rioja se complicó cuando Cambiemos impugnó ante el Máximo Tribunal provincial el plebiscito que se realizó el 27 de enero y arrojó un resultado positivo a las aspiraciones de Casas, quien fue vicegobernador de Luis Beder Herrera entre 2011 y 2015. Ese mismo año compitió por la Gobernación y ganó las elecciones.