"Yo soy de los que cree claramente que el segundo semestre del año en la Argentina no va a experimentar una reactivación económica sino más bien lo veo a esto sucediendo en el 2017", expresó el salteño.

Urtubey se sumó así a las declaraciones que un día antes había expresado Juan Carlos Sacco, secretario de la UIA, quien sostuvo que "no habrá segundo semestre" para la producción manufacturera en el país.

La actividad industrial en Argentina cayó 6,7% en abril en términos interanuales y el sector de la construcción se desplomó 24,1% en igual período, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) luego de meses sin estadísticas.

Urtubey dijo en declaraciones a Radio 10 que coincide con los registros de caída de actividad industrial y remarcó que el dijo en enero que en el mejor de los casos el sector caerá 1,5 por ciento en 2016.

Señaló el empresario que la caída que registra la actividad económica en el país no sólo responde a cuestiones internas como la suba de tarifas sino también al impacto de la delicada situación económica y política que se está registrando en Brasil.

"No veo un último trimestre con reactivaación económica, y esto lo vengo diciendo desde enero no es de ahora", insistió el empresario salteño al analizar la situación social con ojo empresario.

Aclaró que en economía "no hay soluciones mágicas" por lo que la "corrección de variables económicas sin dudas llevará un tiempo", y agregó que "hay que empezar a conceptualizar la potenciación de una oferta productiva".

De alguna manera, analizó, todo el capítulo del "sinceramiento de tarifas tal cual fue elaborado no colaboró mucho" dado que son casi 7.000 establecimientos industriales que se vieron afectados y a los que le dieron en la línea de flotación a la competitividad.

El empresario opinó que se debe "tener complejidad sistémica en la óptica de análisis" porque buscar competitividad sólo desde el tipo de cambio, depreciando la moneda nacional, "un error" que ya fue cometido en otros oportunidades.

Indicó en ese sentido que, por ejemplo, la financiación productiva es muy escasa y con tasas muy elevadas; y en los incentivos tributarios hay que ser más agresivos para buscar una reactivación.

En materia de administración de comercio hay que tener en cuenta la situación de cadenas de valor que claramente están con un nivel de subdesarrollo en comparación con otros países y no puede competir.

Sacco había estimado el miércoles una caída de la industria entre 2 y 2,5 puntos este año e incluso pronosticó que la economía del país "recién va a rebotar para marzo del año que viene", estableciendo así un plazo más largo que el pensado por el Gobierno.

Sacco advirtió que la situación por la que pasa el sector industrial "no es una consecuencia de este Gobierno, es una consecuencia que viene desde hace 4 años" en los que la economía prácticamente no registró expansión.

En coincidencia con Urtubey, Sacco también explicó que gran parte de la crisis se debe a la situación económica y política de Brasil.

"Nuestro mayor socio está en peor crisis que nosotros. De no tomar medidas drásticas o llamar a elecciones ya, hasta 2018 olvidémonos de Brasil. Lo que va a pasar en Brasil es de terror", señaló el industrial.