Desde hace días el Chaco Salteño, de la provincia de Salta, se encuentra destruido por la crecida del Río Pilcomayo. Arrastró casas, alumbrados, vehículos y temen de que llegue a comunidades que se mantienen aisladas. Mirá el video.

Anoche, luego de varias jornadas en la que el Río Pilcomayo mantuvo su cauce en el pico de 7,05 metros, se empezó a registrar una suba sensible en el nivel del agua, que llegó a los 7,09 metros a última hora. La crecida provocó al menos 7.900 los evacuados, de los cuales 1.841 fueron alojados en seis centros de desplazados en Aguaray, dos de Tartagal y uno en Campo Durand.

Ante la crecida, el secretario de Protección Civil de la Provincia, Néstor Ruiz de los Llanos, advirtió al medio “El Tribuno”; “No es un buen síntoma”, para luego explicar que “lo usual y esperable es que baje. Pero que se mantenga estable en el pico durante tantas horas no es bueno”.

Además, el funcionario explicó que la razón por la que no bajó el nivel del Pilcomayo luego del pico fue que en Villamontes, al sur de Bolivia, el cauce se mantenía también en más de 5 metros, lo cual es un registro altísimo para esa zona y por lo cual se generaban filtraciones en varios puntos del curso de agua en el lado argentino.

“Aisladas quedaron las comunidades de Hito 1, La Puntana, Monte Carmelo, La Curvita, Misión La Paz y La Merced”, informó Ruiz de los Llanos, y agregó que se seguía evacuando, con gomones, a gente que en un primer momento no había querido dejar su casa y ahora pedía salir.

Las zonas afectadas se encuentran sin servicios de luz, al tiempo que un sector de la ruta 54, a la altura de Santa María y El Cruce, cedió por la acción erosiva del agua entre una alcantarilla y la cinta asfáltica.

Por su parte, Gendarmería Nacional ubicó en Figueroa Alcorta y Pampa del Barrio de Belgrano, una carpa para recibir donaciones que destinará a los afectados por las inundaciones en el norte del país como consecuencia de la crecida del río Pilcomayo.

La Red Solidaria recibe desde ayer frente a la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA,en avenida Córdoba 2.122 (de 9 a 21), donaciones para ayudar a los inundados, al igual que en su sede salteña de la calle Mitre 448, de 8 a 14, y en el cuartel de bomberos de Orán, en la calle Pizarro esquina con Bustamante de esa ciudad.