El último dictador del llamado proceso de reorganización nacional murió hoy en su hogar.

El represor Reynaldo Bignone, último presidente de la dictadura militar (1982-1983), falleció este miércoles a los 90 años.

Este militar fue el último dictador que ocupó la Casa Rosada. Asumió el mando el 1 de julio de 1982, tras la caída de Leopoldo Fortunato Galtieri, quien debió renunciar luego de la derrota en la guerra de Malvinas, y permaneció hasta la asunción de Raúl Ricardo Alfonsín, el 10 de diciembre de 1983.

Bignone había recibido cinco condenas por delitos de lesa humanidad. Entre ellos, fue sentenciado junto a Jorge Rafael Videla por la apropiación de hijos e hijas de desaparecidos. En 2016 fue condenado a 20 años de prisión por la desaparición forzada de más de 100 personas durante el Plan Cóndor y un año más tarde por el secuestro de conscriptos que se encontraban efectuando el servicio militar obligatorio.