Mientras el retorno del fútbol todavía es una incógnita, se conocieron audios de Daniel Angelici en los que el presidente de Boca le pide a la máxima autoridad del Tribunal de Dicsciplina que no le dé más de tres fechas a dos jugadores del club. Además busca condicionar los arbitrajes. El "Tano" siempre estuvo en el ojo de la tormenta por ser señalado como el operador judicial de Cambiemos.

Una serie de reveladores audios telefónicos demostró la influencia que el presidente de Boca, Daniel Angelici, tiene sobre el Tribunal de Disciplina y la política interna de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), lo que suma más ruido a un alicaído fútbol que todavía no se sabe con certeza cuando regresará.

El primero de ellos vinculó a Angelici con el presidente del Tribunal de Disciplina, Fernando Mitjans, que demuestra años de rumores sobre cómo se manejan las sanciones disciplinarias en AFA.

El diálogo se dio en el marco de los torneos de Verano 2015, cuando Leandro Marín y Cristian "Pichi" Erbes fueron expulsados en un encuentro ante Racing.

Marín, por una violenta infracción sobre Ricardo Centurión, debía ser sancionado con más de cinco fechas, lo que iba a imposibilitar que dispute un partido definitorio contra Vélez, por la clasificación a la Copa Libertadores de ese año, que finalmente ganó en Mar del Plata.

"Necesito que jueguen contra Vélez", le pide Angelici a Mitjans, en el audio que dio a conocer el programa "No Todo Pasa", de TyC Sports.

En el fallo, que Mitjans le recomienda que salga "el jueves a la noche para calmar a los boludos de la prensa", finalmente Erbes y Marín fueron sancionados con dos y tres fechas, respectivamente, por lo que pudieron estar disponibles.

Incluso, Mitjans aconseja sobre los pasos a seguir para poder "justificar" ante sus pares el fallo posterior. "Yo les escribo la declaración, pero sale el jueves a la noche para que la prensa no rompa las pelotas", cierra Mitjans.

En ese contexto, otro audio revelado por el mismo programa, Angelici llamó a Luis Segura, presidente de AFA, para pedirle que hable "directamente" con Germán Delfino, quien iba a ser designado como árbitro para ese encuentro.

"Fijate de hablar vos directamente con este pibe Delfino, que trate de equivocarse lo menos posible, porque Boca se está jugando mucho", asegura, en forma textual, Angelici.

"Daniel, quedate tranquilo que tengo una reunión con Scime y que, para el desempate con Vélez, el hincha número uno de Boca soy yo", le respondió Segura, que llegó como titular de Argentinos Juniors al frente de AFA, luego del fallecimiento de Julio Humberto Grondona.

No es novedoso tener a Angelici inmerso en una disputa por tráfico de influencias. El presidente de Boca fue señalado en numerosas oportunidades, incluso por "Lilita" Carrió una integrante de la coalición de gobierno, como un operador de la justicia al servicio del PRO.