El Ministro, quien antes de viajar a Estados Unidos había anunciado que el FMI no es el mismo que hace veinte años, se encuentra escuchando las exigencias de la titular de ese organismo internacional de crédito para cerrar el préstamo al país.

El titular de la cartera de Hacienda, Nicolás Dujovne, ya llegó a Washington para reunirse con sus pares del Fondo Monetario Internacional (FMI) donde comenzarán las negociaciones para acceder a una línea de crédito flexible para el Gobierno de Mauricio Macri.

Después del anuncio del Presidente, en el que selló el regreso del país al endeudamiento con el FMI, el ministro de Hacienda brindó una conferencia de prensa donde no precisó detalles del acuerdo. Por eso mismo viajó inmediatamente a Estados Unidos para escuchar en persona las condiciones de la entidad mundial.

Desde el Gobierno barajan que una de las opciones a las que esperan acceder es a una línea de crédito flexible el cual está apuntado a países que no enfrentan crisis estructurales, sino que están transitando dificultades temporales. Conocido como FCL por sus siglas en inglés busca "alentar a los países a solicitar asistencia antes de enfrentar una crisis total".

Supuestamente la idea del FMI es que otorgar un FCL sea un mensaje claro a los mercados de que la situación actual de Argentina no es resultado de faltas profundas en la economía, sino que viene de un contexto internacional que temporalmente es negativo para el país.