Debido a la ola de despidos en el sector público, el gremio de los trabajadores del estado, ATE, anunció un paro nacional para el 11 de agosto próximo.

Hugo Godoy, secretario general del gremio, sostuvo que no es cierto que los trabajadores que fueron despedidos sean "ñoquis" tal como los sostiene el gobierno nacional, encabezado por Mauricio Macri.

Según el informe oficial, hubo 5.500 trabajadores despedidos por no cumplir tareas.

En ese sentido, reforzó que los trabajadores reclamarán "por la reincorporación de todos los trabajadores injustamente despedidos".

"La unidad de los trabajadores tiene que darse en la calle y en un profundo debate democrático. Desde ATE alentamos el paro nacional y se sumaron ya nueve gremios docentes. Vamos a un paro nacional el 11 de agosto", destacó el secretario general.

A la vez salió al cruce del gobierno y remarcó que "el Gobierno no se anima a confrontar con la realidad de los hechos dialogando y confrontando información con los representantes de los trabajadores".

Por otra parte, Godoy adelantó que se pedirá la reapertura de paritarias, debido a la devaluación que sufrieron los salarios por la creciente escalada inflacionaria.