El ministro justificó los más de 300 despidos en su cartera. Según el funcionario macrista, el kirchnerismo dejó "una bomba de tiempo" porque sumó casi cuatro mil empleados en el sector y no descartó cesantías en el INTA y el Senasa.

"Estamos cumpliendo la ley. El Congreso votó una reducción del 10,5% nominal del Presupuesto para Agroindustria", se justificó el extitular de la Sociedad Rural. Para cumplir el objetivo, su cartera ajustó "los cargos políticos. Hicimos un ahorro de $220 millones para 2018 en conceptos de alquileres, autos, seguridad, teléfonos, viajes; y la desvinculación de 330 empleados".

El problema, entendió, es que en 2008 había 606 trabajadores y en 2015 ese número ascendía a los 4200. "Multiplicaron por siete la planta del Ministerio, una gran irresponsabilidad", dijo el funcionario en declaraciones a radio La Red y Continental.

En el camino del ajuste, el Ministro no descartó despidos en organismos descentralizados como Instituto Nacional de Tecnología Agreopecuaria (INTA) y en el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), al tiempo que se mostró confiado en que los despedidos encontrarán empleo en el sector privado, porque el año pasado se crearon más de "400 mil" puestos de trabajo y hubo una "reducción de la pobreza" en el país.

Fuente: Política Argentina