El presidente depuesto de Bolivia, Evo Morales, aseguró este martes que recuperará el control del poder en su país "de manera pacífica" luego del golpe de Estado realizado por la oligarquía y las fuerzas de seguridad de su país.

El mandatario señaló que el golpe de Estado no solo fue para el indio", en alusión a sí mismo, "sino también al litio", en referencia a los grandes yacimientos de ese mineral que se encuentran en la nación vecina.

Además Morales aprovechó para realizar un conteo de los logros políticos, económicos, sociales y culturales realizados en sus 14 años de gestión al frente del Palacio del Quemado.

Agencia Bolivia en Resistencia on Twitter