En plena disparada del dólar, con una inflación incontrolable, cada vez más desempleados y salarios destruidos por las políticas del Gobierno, parece que el presidente está “obsesionado” con desarrollar el esquí.

Así lo informó La Nación este viernes, en una nota que tuvo mucha repercusión en las redes sociales. Según el medio, el presidente busca convertir a la Argentina en el destino predilecto de aquellos turistas de elevado poder adquisitivo que quieren esquiar durante todo el año.

En este contexto, tras una reunión que mantuvieron ministros y gobernadores con empresarios y dueños de centros de esquí este viernes en la Casa Rosada, se acordó aranceles cero para la importación de telesillas y los insumos necesarios para producir nieve artificial, además de zanjar un debate pendiente acerca del IVA: los viajes de la base a la cumbre en teleférico y telesilla pagarán el 10,5 por ciento, y no el 21 como había planteado la AFIP.

Además, la Administración de Parques Nacionales se reunirá en mesas específicas con cada centro de esquí para ver en qué medida se pueden relajar ciertas restricciones que impone la Ley de Bosques.

La reacción en las redes:

Fuente: Diario Registrado