El beneficio tenía fecha de vencimiento el 31 de diciembre, e implica el mantenimiento de la cuota al valor de agosto 2019, precisó la entidad monetaria en un comunicado.

La medida fue dispuesta en septiembre pasado por un plazo de cuatro meses, en el marco de la crisis económica que atraviesa el país.

El Banco Central añadió que, en vistas de lo establecido por el artículo 60 de la ley 27.541, "se conformará una comisión para evaluar el desempeño y las consecuencias del sistema de préstamos ajustables por UVA para la adquisición de viviendas, sus consecuencias sociales y económicas, atendiendo al criterio del esfuerzo compartido entre acreedor y deudor".