Se trata del local ubicado en la calle Florida al 600, que cerró sus puertas el fin de semana pasado, víctima de la caída estrepitosa de las ventas.

Falavela debía renovar el contrato este mes pero decidió no hacerlo y poner su energía en los otros comercios que tiene en la ciudad de Buenos Aires.

La marca tiene esos dos locales de la peatonal y además cuenta con tiendas en los shoppings Unicenter, Alto Avellaneda, DOT, Tortugas Open Mall, además de otros en Mendoza, Córdoba, Rosario y San Juan.