Hace casi cuatro años que se agruparon con el fin de darle visibilidad y encontrarle respuestas a la falta de vacantes en las escuelas públicas porteñas. Ni la ministra de Educación Soledad Acuña ni la titular de la Dirección de Educación Inicial, Susana Basualdo, las recibieron. Actualmente 17 mil estudiantes están sin vacantes. Con la crisis económica esta cifra se puede ampliar debido a que muchas familias ya no pueden pagar colegios privados. Las políticas de vaciamiento y el deterioro de establecimientos merman cada vez más la posibilidad de conseguir lugar en las instituciones.

Lee la entrevista con Micaela López Rodríguez, integrante del colectivo La Vacante es un Derecho.

¿Hace cuánto que se agruparon? ¿Qué es específicamente lo que reclaman?

Las fundadoras nos agrupamos en diciembre de 2015. Desde ahí hasta ahora, cada año se suman más familias en la misma problemática. Algunas resuelven y se van, otras muchas siguen organizadas para seguir replicando la experiencia con nuevas familias.

Lo que reclamamos son vacantes en el sistema de educación pública, sobre todo en el nivel inicial, atento al Art. 24 de la Constitución de la Ciudad que así lo establece. Hoy por hoy hay más de 17.000 niños y niñas sin vacante en las escuelas porteñas.

¿Tienen o tuvieron algún tipo de respuestas?¿Cómo se podría solucionar la falta de vacantes?

No obtuvimos ningún tipo de respuesta concreta ni nos ha recibido ningún funcionario de algún área relevante a nuestro pedido. Nos dicen que van a revisar nuestros casos, y no lo hacen. Hace casi 4 años venimos pidiéndoles reuniones y mesas de trabajo a la Ministra Acuña y a la titular de la Dirección de Educación Inicial, Susana Basualdo, y ninguna nos atiende.

La solución a la falta de vacantes debe ser la creación de escuelas infantiles y jardines, el mantenimiento edilicio de los que ya existen, y la eliminación de los CPI (Centros de Primera Infancia), ya que no son instituciones educativas sino de contención social. Lo ideal sería que todos los CPI se transformen en Jardines y Escuelas Infantiles, dependientes del Ministerio de Educación, y no de Desarrollo Social, como es actualmente.

¿Cómo prevén que se desarrollará la falta de vacantes este año? ¿Será igual que los años anteriores?

No, entendemos que hay una situación socioeconómica que hace que cada vez más familias se vuelquen hacia la educación pública en todos sus niveles, mientras que el Ministerio, lejos de hacerse eco de esta tendencia, genera políticas de vaciamiento y exclusión en vez de abrir nuevos establecimientos y cuidar los existentes.

Un ejemplo de esto es el cierre del Lactario del Hospital Ramos Mejía, o la escuela proyectada en calle Pepiri, en Parque Patricios, anunciada hace unos años, donde hace pocas semanas misteriosamente el Jefe de Gobierno inauguró un local gastronómico.

¿Cómo están haciendo visible este reclamo?

Hacemos acciones de visibilidad frente al Ministerio de Educación con talleres para niños, bandas de música, charlas informativas. Ahora estamos con una campaña de fotos de las manos de los niños simulando nuestro logo.

Me gustaría agregar que tenemos presencia en Facebook, Instagram y Twitter como "La Vacante es un Derecho", y que estamos receptivos a las consultas de todas las familias sin vacante. Nuestro objetivo es que la experiencia vivida sirva para contener a otros en la misma que nosotros.

Fuente: Diario Registrado