El canciller Felipe Solá llegó en la mañana de este martes a México para participar de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) junto a Carlos Tomada, designado embajador en ese país, con el objetivo de "profundizar las relaciones comerciales con la región" y "jerarquizar el organismo regional".

"México es la primera economía más grande de Hispanoamérica, la segunda de América Latina y la tercera de mayor tamaño en América, después de la economía de los Estados Unidos y de Brasil", informaron desde la Cancillería.

Es por esto que la comitiva oficial la integraron, además de Tomada, el secretario de Relaciones Económicos, Jorge Neme, y el jefe de Gabinete de Solá, Guillermo Cháves