Alberto Fernández cuestionó hoy la candidatura a vicepresidente de Miguel Ángel Pichetto en la fórmula que encabezará Macri y acusó al Gobierno nacional de haberlo designado para promover "un acto de impunidad" relacionado al caso del falso abogado Marcelo D'Alessio, acusado de espionaje ilegal y con vínculos con varios dirigentes del oficialismo y del poder judicial. 

"Su primera declaración fue decir que renunciaba al bloque pero no al Consejo de la Magistratura para avanzar en la acusación contra (el juez) Alejandro Slokar, uno de los miembros de Casación que tiene que analizar el tema Dolores. A mí me acusan de ser el presidente de la impunidad, pero ellos construyeron esta fórmula para garantizar la impunidad y tapar el caso D'Alessio. Tienen pánico de que D'Alessio cuente todo lo que hicieron. Ahí se explica todo. Necesitan el voto de Pichetto en el Consejo de la Magistratura y ya lo tienen operativo", denunció Fernández.

El compañero de fórmula de Cristina Kirchner justamente hizo referencia al lugar que ocupa Pichetto en el Consejo de la Magistratura, un órgano constitucional multisectorial que se encarga, entre otras cosas, del control de los jueces y de la posibilidad de iniciar procesos de remoción en su contra. 

El senador, que hasta esta semana era titular del Bloque Justicialista en la Cámara alta, justamente representa a uno de los dos miembros del bloque mayoritario, el del PJ. El otro es ocupado por la senadora de Santiago del Estero Ada Rosa del Valle Itúrrez de Cappellini. La representante del Senado por Cambiemos, primera minoria, es Olga Inés Brizuela y Doria de Cara (La Rioja). Con el pase de Pichetto, el oficialismo pasaría a tener la mayoría. 

"Se confirmó un verdadero acto de impunidad. Después dicen que yo voy a indultar a Cristina. Es una vergüenza lo que está pasando. ¿Ellos son los republicanos y nosotros la barbarie? Por el amor de Dios...", manifestó Fernández durante una entrevista con Gustavo Sylvestre por Radio 10.

Slokar integra la Sala II de la Casación Penal, la máxima instancia penal del país, junto a Ángela Ledesma y Guillermo Yacobucci. Este tribunal intervino e interviene en la causa que tramita el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, por una supuesta red de espionaje ilegal encabezada por D'Alessio ante distintos recursos presentados por los acusados.  

Entre otras cosas, Slokar y Yacobucci, con la disidencia de Ledesma, rechazaron un recurso de queja del fiscal Carlos Stornelli, imputado en esa causa y declarado en rebeldía por el magistrado de Dolores tras sus ausencias a las declaraciones indagatorias a las que fue citado.

Una de las primeras reacciones de los ahora excompañeros de bloque de Pichetto, tras el anuncio de su candidatura a vicepresidente, fue exigirle que renuncie a su puesto en la Magistratura. "La silla que ocupa Pichetto en el Consejo de la Magistratura es de la bancada opositora y él ya no forma parte de la oposición por lo que no puede permanecer en el Consejo", le reclamó José Mayans. "Hay que parar toda la designación de jueces hasta que Pichetto renuncie", pidió, incluso, el formoseño.

Sin embargo, la flamante incorporación de Cambiemos lo rechazó. "El cargo que tengo en el Consejo de la Magistratura hasta fin de año lo voy a seguir ocupando porque tiene que ver con mi perfil de senador, he sido elegido como senador y durante este año voy a seguir siendo representante en el Consejo", dijo en su descargo. 

"Es un cargo que siempre he desempeñado con total idoneidad, independencia y no comprándome la grieta judicial tampoco (...) Si tienen algún problema pueden recurrir al camino judicial y lo discutiremos ahí, que es un escenario que me gusta mucho", se defendió.

Fuente: El País Digital