El ajuste aplicado por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, ya implicó despidos por goteo, que en las últimas dos semanas se profundizaron en la línea Belgrano Norte, y suspensión de distintos servicios.

El Movimiento Nacional Ferroviario (MONAFE), que se encuentra en estado de alerta y movilización, señaló hoy que los recortes en diferentes líneas de trenes forman parte de un intento de privatización que “se está haciendo por sectores, para que no sea tan chocante”.

Alejandro Alvite, trabajador de la línea San Martín e integrante del MONAFE, explicó que los despidos se dieron “a cuenta gotas” y en las últimas dos semanas se profundizaron en la línea ferroviaria Belgrano Norte, que realiza el recorrido entre las estaciones de Villa Rosa y Retiro.

“Este proyecto del Poder Ejecutivo y la Secretaría de operación ferroviaria, implica eliminar 10 mil ferroviarios entre este año y julio del año que viene”, sostuvo en diálogo con FM Tinkunaco y denunció que el proceso se desarrolla en medio de la “inacción” y “complicidad” de las cúpulas de los sindicatos ferroviarios.

Por su parte, Sergio González, que también integra el MONAFE, alertó que la privatización sería “en un corto plazo” y que, en ese marco, se dieron “directivas de la cancelación de servicios en horas pico”, lo que “hace que la gente viaje cada vez peor”.

La política ferroviaria del gobierno de Mauricio Macri, en manos del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, también afecta fuertemente a los trenes regionales y de larga distancia, cuya expansión fue cortada el año pasado.

Entre los servicios que han sufrido recortes de horario o de recorrido se encuentran el Tren del Valle (Neuquén – Cipolletti) y el Tren de las Sierras (Córdoba – Cosquín), mientras que en Entre Ríos se cancelaron tres de los cuatro que tenía la Sociedad Operadora Ferroviaria (SOFSE).

El ajuste también afectó al servicio metropolitano de Resistencia, que fue intempestivamente suspendido en marzo. Desde el Chaco denunciaron que el Dietrich pretende transferir los trenes regionales a las provincias para achicar el gasto de la SOFSE y advirtieron que Servicios Ferroviarios del Chaco (SEFECHA) no cuenta con los recursos necesarios para hacerse cargo.