Este jueves por la tarde, se desarrollaba tranquilamente una actividad de niñez, memoria y derechos humanos en el Parque Centenario, hasta que unos 30 policías de la Ciudad realizaron un absurdo operativo en el cual no faltaron las amenazas y los amedrentaron a los niños, docentes y familiares.

Según informó el sitio digital de La Tribu, la actividad, a días de cumplirse un nuevo aniversario de la última dictadura cívico militar, consistió en leer a los niños cuentos prohibidos durante el golpe de Estado, cantar canciones y pintar pañuelos blancos en referencia a las Madres de Plaza de Mayo, alrededor del mástil del Parque Centenario.

Tras el violento despliegue policial, los familiares y docentes de los niños que allí se encontraban redactaron un documento denunciando las agresiones policiales y subrayando: “Creemos sumamente importante denunciar este hecho, ante una clara avanzada represiva y con un mensaje evidente de querer generar miedo y desmovilización, más aún siendo en el marco de una actividad con niños en donde cuestionamos la falta de implementación de la ESI y la criminalización de la niñez a través del intento de Macri y Bullrich de efectivizar la baja de edad de imputabilidad”.

“Sólo queda aclarar que las fuerzas represivas no han logrado su objetivo, ya que lejos de quedarnos callados y quietos, denunciaremos esta y demás situaciones que intentan desarmar la Memoria y la organización”, indicaron en el comunicado.

Para finalizar, exigieron la separación de todos los efectivos “que incurrieron en amenazas a quienes realizábamos esta pacífica actividad, y llamamos con más fuerza que nunca a movilizar este 24 de Marzo, para que nunca más debamos atravesar estas situaciones en donde se nos amedrenta por expresarnos libremente, recordando a quienes lucharon por un mundo más justo y bregando por infancias libres de todo tipo de violencia y abuso, incluso el abuso de poder de las fuerzas represivas”.