Luego de las fuertes acusaciones por parte del gobierno al líder del Frente Renovador tras la frustrada negociación por el proyecto de Ganancias, trascendió una reunión que se realizó ayer por la noche entre Sergio Massa y funcionarios de Cambiemos.

La reunión se llevó cabo en la casa de Sergio Massa que tiene en Tigre acompañado por los diputados Graciela Camaño y Marco Lavagna, mientras que la comitiva del gobierno estuvo conformada por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana; el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; y los diputados Nicolás Massot y Luciano Laspina.

El encuentro fue entre sushi y sanguchitos de miga, y tuvo por objeto destrabar las negociaciones sobre el proyecto de Ganancias. Uno de los puntos centrales, que según fuentes de la oposición manifestaron que tendría el visto bueno del bloque PJ en el Senado, sería el de establecer para los trabajadores casados con hijos, un mínimo no imponible cercano a los $ 40.000 pesos.

También se supo que durante la cena, se establecieron comunicaciones con el senador Juan Manuel Abal Medina y el diputado Diego Bossio, y también con el gobernador Mario Das Neves.

Además, trascendió que se llegó a un acuerdo en gravar el juego, y quedó en resolverse gravar la renta financiera y la minería, dos temas que en las filas del massismo veían difícil que el gobierno cediera. Desde el Frente Renovador expresaron su intención de trabajar en un acuerdo más amplio con el resto de los bloques que apoyaron el proyecto de Ganancias consensuado y aprobado en Diputados.