El Ministro de Justicia y Derechos Humanos, German Garavano, junto al Gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, desoyen la orden inmediata de la ONU de liberar a Milagro Sala.

Con declaraciones similares, tanto German Garavano, Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación como Gerardo Morales, Gobernador de Jujuy, cuestionan la resolución del organismo defensor de los DDHH y dependiente de la ONU. Mientras Gerardo Morales, en un comunicado publicado el viernes por la noche, sostienen que "Milagro Sala se ha robado todo", Garavano, en diálogo con La Red, dijo ser "respetuosos de la CIDH pero también de los jueces de Jujuy". Lo cierto, es que en nuestro sistema constitucional, las resoluciones planteadas por la CIDH son de carácter obligatorio y se encuentran en la punta de nuestra pirámide constitucional, junto a la Constitución Argentina, ley fundamental del Estado.

Por su parte, el ministro sostiene que el caso de Milagro Sala “no tiene que ser analizado políticamente. Acá hay una investigación contra la dirigente por fuertes sospechas de corrupción" y explico que "Hay que leer esta recomendación en una tónica humanitaria. La morigeración de la prisión preventiva es por las condiciones en las que encontraron a Sala", al tiempo que enfatizo en que "se están cumpliendo" con todas las medidas para "asegurar la integridad" de la líder de la Tupac.

En un comunicado, el Gobernador de Jujuy reafirma el compromiso de la provincia de Jujuy de preservar "las garantías individuales" de la jefa de la Tupac Amaru, al tiempo que entiende que la resolución de la Comisión hace hincapié en "adoptar las medidas necesarias para garantizar la vida e integridad personal de la señora Milagro Sala, sin hacer lugar al pedido de liberación efectuado por el CELS, Amnistía Internacional Argentina y ANDHES". Además, Morales sostiene que "en ocasión de visitar la provincia, los miembros de la CIDH expresaron públicamente que las condiciones de detención son satisfactorias sin hacerse eco de denuncias sobre hostigamientos, entre otros, lo que da cuenta de que está garantizada la integridad personal de la señora Sala".