El titular del Partido, junto a la apoderada Patricia García Blanco, y el abogado Eduardo López se refirieron a la polémica medida aplicada por la jueza María Romilda Servini de Cubrini.

El diputado nacional y presidente del Partido Justicialista  (PJ), José Luis Gioja, apeló el fallo de la jueza federal Servini de Cubría, quien dispuso ayer la intervención del partido y designó como interventor al sindicalista Luis Barrionuevo.

"Hemos presentado la apelación, y la hemos pedido con efecto suspensivo para que automáticamente cese esta intervención hasta la resolución de fondo", declaró la apoderada del PJ, Patricia García Blanco.

"No hay fundamento jurídico para esta intervención", consideró y apuntó que "no hay ninguna cuestión administrativa para intervenir el partido. Es un fallo político. El partido está normalizado, tiene sus autoridades elegidas desde 2016 a 2020 y están firmes por la misma jueza".

"La instancia revisora la tiene la Cámara, eventualmente la Corte. No descartamos ir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos por la violación del tratado de derechos políticos y sociales, y sería la primera vez que un partido político recurre a ese tribunal por sus derechos", dijo el abogado del partido, Eduardo López.

"El fallo no tiene ningún tipo de fundamento jurídico. Se basa en que perdimos tres elecciones, que es cierto pero no es materia judiciable. Otro (punto del fallo), es que estamos peleados, que hay corrientes internas", criticó el abogado López.