La reparación histórica terminó en fiasco para los jubilados, pero en alegría para los ricos. El artículo 75 de esa norma, con el que derogó el denominado “impuesto a los dividendos”, le representó millonarios beneficios a Clarín, Techint, a la familia Macri, al mejor amigo del Presidente, Nicky Caputo y a la familia de Marcos Peña.

Mauricio Macri, de la mano de la ley 27.260 quitó la obligación de las firmas de tributar una tasa al Estado por el pago de dividendos por cada ejercicio anual. El 10% de impuestos que estas firmas se ahorraron sólo por el año pasado, gracias al favor del Presidente, alcanza los $1.265.200.000, de los cuales el 90% corresponde a Clarín y Techint.

Macri incluyó en la “reparación histórica” un artículo, el 75, con el que derogó el denominado “impuesto a los dividendos” – los dividendos son las ganancias anuales que los grupos empresariales deciden repartir entre sus accionistas en lugar de reinvertir en desarrollo, bienes de capital o infraestructura, entre otros-.

Este impuesto a los dividendos había sido establecido en 2013 a través de la ley 26.893 con la modificación del artículo 90 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, por impulso del entonces ministro de Economía Axel Kicillof durante el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner.

Este gravamen imponía una alícuota especial del 10% a la distribución de dividendos o utilidades -ya sea en dinero o en especie- que anualmente efectúan las “sociedades anónimas, sociedades en comandita simple y por acciones, sociedades de responsabilidad limitada, fideicomisos y sucursales de entidades del exterior, mediante una retención de la entidad al momento del pago de tales utilidades” que, según explica un análisis de estudio Marval, O’Farrell & Mairal, ingresaba directamente al fisco nacional.

Entre los otros beneficiados por la norma se encuentra la firma Mirgor, que fundó el propio Mauricio Macri en sociedad con su actual dueño, su mejor amigo Nicky Caputo, Autopistas del Sol, también de la familia del mandatario y La Anónima, de la familia de Marcos Peña.