El Senado vivía una jornada tranquila con debates de menor trascendencia mediática que los que tuvo la Cámara de Diputados con la discusión por los tarifazos, hasta que el jefe de bancada del FPV - PJ, Miguel Ángel Pichetto, y la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, protagonizaron un fuerte cruce durante una sesión especial.

La discusión se inició luego de que Michetti tomó argumentos en contra del tratamiento del proyecto e intentó explicar su postura, y la respuesta de Pichetto fue que "la presidenta no puede argumentar, no puede discutir ni debatir" y recordó que el Reglamento del Cuerpo así los dispone.

"Porque soy una persona, voy a contestar", replicó Michetti, quien luego agregó que su intención era ordenar el debate y hacer votar el proyecto, tal como propuso Pichetto.

Pero el rionegrino insistió: "El Reglamento dice que el presidente o la presidenta no discute con un senador. Usted no es senadora, es la vicepresidenta de la Nación y sólo está para conducir la sesión" y pidió "la solidaridad de los presidentes de los distintos bloques".

Luego, advirtió: "Si no, vamos a actuar de otra manera. Cuide las formas, no puede discutir desde allí (por el estrado de la Presidencia)", para después indicar que su bancada iba a avalar "el proyecto de la senadora Odarda porque está en el Plan de Labor, y no vamos a borrar con el codo lo que apoyamos en Labor Parlamentaria".

Y explicó: "Estos temas de si el proyecto debió tener giro a otra comisión, o no tiene dictamen de la comisión de Presupuestos, son cosas que se hacen en la reunión de Labor Parlamentaria. Eso es lo que yo hacía cuando era senador por el oficialismo. Yo estuve en ese lugar". El debate se inició cuando el macrista Federico Pinedo había rechazado en el recinto el pedido de Odarda (la aliada en Cambiemos que votó en contra del acuerdo para las nuevas autoridades de la AFI), para tratar el referido proyecto, que estaba en el plan de labor.

En ese momento, Michetti argumentó, en el mismo sentido del presidente Provisional del Cuerpo, que el proyecto tuvo un solo giro de comisión y no tenía dictamen de la comisión de Presupuesto, aunque implicaba una inversión de dinero para reactivar el referido entramado ferroviario, y comenzó a responder los reclamos del opositor.

Al final el proyecto de Odarda fue aprobado por 40 votos afirmativos contra 11 negativos, y también se hicieron las paces.

Allí Pichetto señaló: "No se sienta agraviada ni agredida, presidenta. No es una cuestión de tipo personal. Al ex vicepresidente Boudou también se le ha dicho lo mismo".

Pero Michetti insistió: "Sé perfectamente que no puedo hablar. Sólo intentaba ordenar la votación. Por eso estoy muy tranquila con mi conciencia".

El radical Angel Rozas dijo que Michetti se "merece respeto", que "el reglamento no se cumple siempre a rajatablas"; mientras el juecista oficialista Ernesto Martínez apuntó que "el silencio, presidenta, es lo más sano para el funcionamiento" del Cuerpo.