A través de la Resolución 473/2020 de la Secretaría de Comercio Interior publicada este viernes en el Boletín Oficial, el Gobierno nacional extendió hasta el 31 de enero del 2021 la vigencia del programa Precios Máximos para 18 categorías de productos, que incluyen alimentos, bebidas y artículos de higiene y limpieza.

El sistema fue lanzado en marzo, luego de que el Gobierno detectara "aumentos generalizados en el precio de venta de productos tanto de alimentos para la población, así como también, de productos de higiene y cuidado personal" una vez iniciado el aislamiento obligatorio. "Dichos aumentos, por parte de empresas de diversa capacidad económica, resultan irrazonables y no se corresponden con las variaciones recientes de las estructuras de costos de producción”, argumentaron.

Precios Máximos retrotrajo los precios al 6 de marzo, pero a mediados de julio se autorizaron aumentos de entre el 2% y el 5% y a principios de octubre nuevas subas de entre el 2% y el 6%.

El programa incluye a todos los almacenes, mercados, autoservicios, supermercados e hipermercados, a excepción de las micro, pequeñas y medianas empresas. A su vez, contempla a los establecimientos comerciales mayoristas de venta de productos de consumo masivo que cuenten con salón de ventas.

También rige para todos los distribuidores, productores y comercializadores de cosas muebles, obras y servicios, y prestaciones que se destinen a la producción, construcción, procesamiento, comercialización, sanidad, alimentación, vestimenta, higiene, vivienda, deporte, cultura, transporte y logística, y esparcimiento.

Con la prórroga de este viernes, al igual que en ocasiones anteriores, el Gobierno también intimó a las empresas que forman parte de la cadena de producción, distribución y comercialización "a incrementar su producción hasta el máximo de su capacidad instalada y a arbitrar las medidas conducentes para asegurar su transporte y provisión durante el período de vigencia de la presente medida".

Para denunciar a los comercios que cobran precios por encima de los establecidos en el listado oficial, las autoridades nacionales habilitaron una página web donde pueden cargarse los datos del local infractor para que sea inspeccionado y, de corresponder, sancionado.