Este mediodía, el Secretario General de la CTA brindó un fuerte discurso sobre la Av 9 de Julio. Defendió “a todos los compañeros perseguidos”, respaldó a Lula Da Silva, y hasta dio la dirección de donde están “los que tienen que ir a buscar”.

Hugo Yasky, líder de la CTA, tomó la palabra durante el acto convocado por Hugo Moyano en contra de las políticas de ajuste de Cambiemos. “Este día va a quedar en la historia como el de la unidad de los trabajadores y de la dignidad de los que no nos ponemos de rodillas frente a un gobierno de patrones”, aseguró sobre la 9 de julio. Además, tildó de delincuentes y ladrones a todo el Gobierno: “Si quieren buscar delincuentes, si quieren buscar ladrones, les pasamos una dirección: Balcarce 50, una casa rosada, ahí están los que tienen que ir a buscar”.

Más adelante, envió “un abrazo a los trabajadores y trabajadoras que en Brasil derrotaron ayer la reforma previsional”, y saludo al ex presidente Lula Da Silva, “El primer Presidente obrero de América Latina”, y cuestionó al Poder Judicial del país vecino al que tildó de “Justicia patronal”.

A su vez, Yasky se refirió acerca de la persecución judicial  que sufren el titular de SUTEBA, Roberto Baradel y el líder de Camioneros, Hugo Moyano: “Sabemos que cada vez que salimos a la calle este gobierno llama a algún Juez amigo, interviene algún sindicato e inventa alguna causa. Por eso nosotros bancamos al compañero Hugo Moyano, a Baradel, y a cada compañero perseguido”.

En el mismo tono, el líder de CTA hizo referencia acerca de los despidos en el estado, donde según Yasky a los trabajadores de Buenos Aires “les ponen el revólver del despido en la cabeza para obligarlos a aceptar el 12%” de aumento. Además, mencionó los despidos de los ingenios azucareros  y Rio Turbio, pidió “trabajo y dignidad”, y añadió: “Hay que volver a tener una argentina donde el orgullo del obrero sea poner el plato de comida en la casa, sea que su hijo vaya a la escuela a estudiar, no a comer”.

Para finalizar, remarco que el Gobierno busca hacer una reforma laboral de la ley que “nos dejó Perón y nos dejó Evita”, señaló: “El mandato de Perón y de Evita es que el movimiento sindical se ponga de pie y esté en la calle para defender las leyes laborales”, al tiempo que Yasky agradeció a Hugo Moyano haber abierto “un camino impensado”, y llamó a todos los movimientos sociales y sindicales, “a construir una nueva unidad capaz de levantar el mandato de la lucha para terminar  con el oprobio, de un Gobierno que explota a los trabajadores y le mete la mano en el bolsillo a los jubilados”.