El secretario de Energía abandonará su cargo. El funcionario ya se lo tiene decidido y está buscando la forma de hacerlo público. Podría comunicarlo hoy mismo. Pero en caso que eso no suceda, distintas fuentes confirman que su salida se concretará tarde o temprano.

Iguacel fue cuestionado dentro del Gobierno por las compensaciones a las empresas de gas por la devaluación. Tampoco logró un vínculo aceitado con Nicolás Dujovne, el ministro de Hacienda al que le reporta. Además, no logró un diálogo fluido con la plana mayor de YPF. 

Sin embargo, ayer a la noche habría tenido otro desacuerdo con Jefatura de Gabinete, que habría precipitado su salida.

Desde que asumió el cargo de ministro de Energía, luego reconvertido a secretario por la reducción de ministerios, Iguacel se había mostrado muy predispuesto a realizar inauguraciones y nuevas obras de las empresas del sector, con varias fotos que lo atestiguaron. Pero, desde hace unos días, ya no pide participar de esas actividades, como solía hacerlo.

Marcelo Bonelli adelantó ayer que "se evalúan cambios en el Gabinete, entre ellos el del secretario de Energía". Allí se menciona que Gustavo Lopetegui tomaría esa posta. El ex secretario de Coordinación de Políticas Públicas de la Jefatura de Gabinete (mano derecha de Marcos Peña) se había convertido en "asesor".

Iguacel no estaba entendiéndose con Nicolás Dujovne, según distintas fuentes. Varios empresarios del sector le consultaron al presidente Macri con quién tenían que hablar sobre cuestiones petroleras. El presidente los habría derivado hacia Dujovne, según fuentes privadas.

El Gobierno planea una reducción de los estímulos a la producción de gas en Vaca Muerta. Iguacel estuvo defendiendo esa medida frente a distintos interlocutores. En el Poder Ejecutivo también le pidieron que deje un panorama de los aumentos de luz y gas para este año y también lo hizo.

Fuente: Clarín