La escalada de precios no cesa y luego del incremento en los combustibles, le llegó el turno a varios productos de consumo masivo como la cerveza, gaseosas, galletitas o los artículos de limpieza. Preocupación en las cadenas de supermercado por la falta de reacción en el Gobierno frente al derrumbe en el consumo masivo.

Con el consumo en caída libre llegará un nuevo aumento de precios a los supermercados y a los pequeños comerciones. Serán varios los productos de consumo masivo que aumentarán un 10% en las próximas semanas.

Tras el incremento del 7,2% en el precio de los combustibles y el anuncio de que volverá a subir en octubre, ahora será el turno de las cervezas, gaseosas, galletitas y artículos de limpieza.

Según un listado de precios proveniente de la industria alimenticia y de los supermercados que dio a conocer el diario Crónica, la empresa Isenbeck subirá 10% en promedio sus cervezas; Mondelez, 8% (galletitas, jugos, golosinas); Quilmes, 8%; Unilever (productos de limpieza), 6%; Pepsi, 5%, y L´Oréal, 5 %.

En junio fueron los casos de Arcor, que aumentó en promedio 8%; Procter, 9%; vinos Peñaflor, 10%; varios artículos de Molinos, hasta el 5%, y en lo que se refiere a los lácteos, Danone remarcó un 4 por ciento. La diferencia es que esta vez llegará netamente al consumidor de supermercados como a los de los almacenes barriales.

"Las ventas están estancadas, y no vemos perspectivas de un repunte. Estamos alarmados, mientras los precios mayoristas siguen bajos, a niveles de dos años atrás, el consumo cayó en el año un 40 por ciento. Falta público y lamentablemente los comercios remarcan mucho. Eso retrasa nuestra recuperación", explicó Fabián Zeta, el presidente de Comafru, entidad que nuclea a mayoristas frutihortícolas del Mercado Central