La Justicia investigará si una de las hermanas del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, se vio favorecida por contratos públicos del Gobierno de la Ciudad. Lorena Triaca fue una de las familiares del ministro que terminaron trabajando en el gabinete nacional.

Por el momento, el fiscal Jorge Di Lello pidió documentación por dos contrato por casi 1 millón de pesos entre Unify Communications y el Gobierno de la Ciudad. Sin embargo, esa empresa, de la que fue empleada jerárquica Lorena Triaca, obtuvo contratos estatales por 60 millones de pesos.

El insólito argumento de la defensa fue que Triaca no fue empleada pública cuando se firmaron los contratos, ya que fue directora de la Agencia de Inversiones. Para los abogados de Triaca, esa oficina "no dependía del Estado, sino que era autónoma". El propio presidente Mauricio Macri desmintió a los abogados, ya que Lorena fue alcanzada por el decreto que prohibió a los ministros tener parientes cercanos en el Estado. Lorena debió renunciar.

Por último, vale recordar que los negocios entre Unify y el Gobierno porteño comenzaron con Macri como intendente. La modalidad siguió con Horacio Rodríguez Larreta. En su mayoría, se trata de contratos millonarios realizados bajo la modalidad de contratación directa.