Tras la conferencia de prensa brindada este miércoles por el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, donde se explicó que el fuego que azota a las provincias de Chubut y Río Negro fue intencional; este jueves se recontabilizaron cientos de evacuados, un centenar de personas heridas y más de 200 viviendas destruidas.

Según el reporte diario del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) cinco focos permanecían activos este miércoles; y si bien la lluvia trajo algo de alivio a la zona, los brigadistas continuaban combatiendo las llamas en las localidades de Las Golondrinas, Cholila, Cerro Radal, El Maitén, El Hoyo, Epuyén, y Lago Puelo.

El intendente de El Hoyo, Pol Huisman, remarcó que "no hay anoticiamiento de personas desaparecidas aunque si hay personas que no se encuentran, a causa de la falta de telefonía y energía eléctrica".

El Gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, declaró eel “estado de desastre ígneo en la Comarca Andina”. En el decreto que firmó el mandatario provincial se describió que “se produjeron incendios y éstos se propagaron de manera imprevista, generando consecuencias devastadoras en la población y daños materiales, tanto en establecimientos como en viviendas”.

Unos 60 brigadistas del Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales (Splif) de El Bolsón y San Carlos de Bariloche se sumaron al combate del incendio que ya afectó más de 2.600 hectáreas cercanas a las localidades chubutenses de El Maitén, Las Golondrinas, Cerro Radal y Cholila.

En el caso del personal rionegrino se centraron en la zona de Mallín Cume (flanco izquierdo) para la realización de cortafuegos, informaron hoy fuentes oficiales.

De esta manera, el Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales de Río Negro puso a disposición servicios de maquinaria, dos camionetas de primer ataque, un camión con tanque de 7.000 litros, un cuatriciclo, dos vehículos SUV y herramientas manuales de trabajo, entre otros elementos.

"Los equipos técnicos de ambas provincias se encuentran monitoreando el lugar en forma permanente, previendo las altas temperaturas, los fuertes vientos y el combustible vegetal de la superficie", explicaron voceros del Gobierno rionegrino.

En tanto, para mañana, los brigadistas continuarán trabajando en la zona de Mallín Cume intentando frenar el avance hacia el valle ubicado al noroeste del casco.