Se trata del juez en lo Contencioso Administrativo Nº3, Francisco José Terrier, que reemplazará a Luis Arias, suspendido por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios. Arias denunció una "persecución ideológica" contra su persona tras fallos en contra de diversas políticas del macrismo, como el tarifazo del año pasado.

Durante la suspensión, será reemplazado por Terrier. ¿Quién es? Un comisario inspector retirado de la policía bonaerense en tiempos de Ramón Camps, uno de los hombres fuerte de la represión ilegal durante la última dictadura. Durante la gestión de Camps, ocupó un cargo clave en la Dirección de Asuntos Jurídicos de la Policía. ¿No supo de las violaciones a los derechos humanos?

Terrier también fue severamente cuestionado por un falló en el que ordenó al Ministerio de Seguridad provincial que reincorpore a un policía que había sido pasado a disponibilidad luego de ser acusado de haber torturado y hecho desaparecer al adolescente Luciano Arruga en 2009. Como se ve, un juez coherente...