Contra todos los pronósticos de Casa Rosada, la inflación en marzo fue del 2,3% y acumuló una suba de casi 7 punto en los tres primeros meses del año. Si se compara con el primer trimestre de 2017, fue un 0,6% superior. De este modo, se estima que la inflación supere cómodamente el 20% en 2018. ¿Paritarias al 15%?

Ahora se entiende por qué el Gobierno no quiere saber nada con una cláusula gatillo por encima del 15% de acuerdo paritario. Ocurre que la inflación debería modificar mucho su lógica en los próximos 9 meses para que la suba de precios anual cierre en torno al número propuesto por el macrismo. Todo parece indicar que volverá a estar por encima del 20%. Así las cosas, los trabajadores perderán entre 5 y 10 puntos de poder adquisitivo.

Otro aspecto problemático de las cifras propuestas por el Indec oficialista, tienen que ver con la llamada "inflación núcleo", que el Gobierno tomaba como variable para indicar una baja sustantiva en el proceso inflacionario. En marzo, la inflación núcleo estuvo por encima de la general (2,6%).

De seguir así la suba de precios, a mitad de año la inflación llegaría a ubicarse en el 12 o 13%, casi el número que Casa Rosada pensó para todo el 2018. Lejos quedaron los días en los que Mauricio Macri decía que la "inflación va a hacer lo más fácil de resolver".