A una semana de la asunción de Alberto Fernández como presidente de la Nación, desde la bancada de Juntos por el Cambio se decidió no dar quórum para trata la ley de emergencia pública.

El principal partido opositor anunció que no dará quórum en la sesión de este jueves en la que se planeaba tratar el paquete de medidas bautizadas de "Solidaridad Social y Reactivación Productiva".

El proyecto de emergencia económica, de eso se trata, podría entonces no tener marco para ser debatido por la Cámara de Diputados. Y es más, desde JxC afirmaron que tampoco darán quórum para que la Cámara Baja otorgue el visto bueno a los reemplazos de legisladores del Frente de Todos que pasaron a ocupar cargos en el Estado nacional, las provincias y municipios.

En un comunicado, el espacio que lideró hasta el 10 de diciembre Mauricio Macri anunció que decidió "por unanimidad no dar quórum y no votar una ley que significa anular el Congreso Nacional".

La jugada opositora choca de frente con la palabra de los gobernadores radicales que se reunieron este martes con Fernández, a quien le prometieron que habría quórum para el tratamiento del primer proyecto oficial en tratarse en el Congreso.

La democracia reinaugurada en 1983 no tiene antecedentes de que no se haya dado quórum al primer proyecto legislativo de un gobierno recién asumido.

Según trascendió, se podría conseguir quórum incluso sin los exCambiemos. La movida que se decidió a última hora del martes es que los flamantes funcionarios que habían dejado sus bancas en Diputados presenten un pedido de licencia exprés en sus cargos y vuelvan a ocupar su lugar en la Cámara Baja.  De ese modo, desde Wado de Pedro hasta el reasumido intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, e incluso el gobernador Axel Kicillof, podrían volver por unas horas al Congreso para llevar adelante el proyecto oficial y evitar la cancha embarrada que propone la derecha exmacrista.

En estas horas el bloque oficialista cuenta con 119 diputados pero además podría recibir las asentaderas y los votos del bloque Federal PJ (lavagnistas) liderado por Eduardo Bucca y Graciela Camaño. También lo harán los ocho legisladores de la bancada que encabeza el massista José Luis Ramón. 

Además, según algunos trascendidos, incluso algunos legisladores radicales de las filas de gobernadores como Gerardo Morales podrían sumarse al planteo oficial. Esto podría ocurrir debido a que Morales no tiene ninguna intención de romper el diálogo que construyó con Fernández y que se graficó en la foto que los mandatarios provinciales se tomaron el presidente y su jefe de gabinete, Santiago Cafiero, apenas unas horas antes de que la coalición PRO-UCR-Coalición Cívica decidiera patear el tablero.