Sufrió una baja de 4,7% en octubre, según informó el INDEC y se convierte en uno de los principales problemas para Cambiemos en sus aspiraciones políticas para 2017.

La actividad económica retrocedió 4,7% en octubre respecto del mismo mes del 2015 y sumó así su séptima baja mensual consecutiva, informó en la jornada de ayer el INDEC.

Para el saliente ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, la economía llegó en ese mes a un "punto de inflexión", a partir del cual va a comenzar a crecer, ya que la actividad se mantuvo respecto de septiembre.

Así, en esa comparación, remontó una contracción del 0,8 por ciento verificada en septiembre con relación a agosto.

En el balance anual, entre enero y octubre la economía acumuló una caída de 2,6 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado.

En septiembre ese indicador había arrojado una baja del 3,7 por ciento.

El informe del Estimador Mensual de Actividad Económica, en la medición de octubre último con relación a septiembre, registra que no sufrió variaciones, y así desaceleró la caída que venía sufriendo, ya que en septiembre había bajado 0,2%.

Sin embargo la apreciación pareciera ser más una aspiración que una realidad porque el consumo no repunta y las complicaciones en la actividad industrial se mantienen o se profundizan.

De hecho la revista inglesa The Economist alertó en uno de sus últimos números por la recesión y analizó que Cambiemos perderá las elecciones de 2017 si Argentina no sale de la crisis. “Sin crecimiento no habrá votos”, apuntó.

La publicación especializada explicó que Cambiemos perderá las elecciones legislativas de 2017 si Argentina no sale de la crisis. En una nota titulada “Sin crecimiento no habrá votos”-

Entre los puntos que la revista analizó estuvo la marcha del gobierno de Mauricio Macri y el avance de la oposición en un clima de recesión que comienza a asentarse.