La Corte Suprema de Justicia de la Nación anuló el aumento en las tarifas de gas para usuarios residenciales, y estableció que para la fijación de nuevos valores son obligatorias las audiencias públicas.

En el Palacio de Tribunales se confirmó así, este jueves, el fallo de la Cámara Federal de La Plata, y además se especificó que también se mantiene la tarifa social.

La decisión se sostuvo en los reclamos del Gobierno, quien venía argumentando que la Cámara Federal de La Plata se excedió en su pronunciamiento cuando suspendió el tarifazo de manera integral, ya que la presentación la habían hecho asociaciones de consumidores y por lo tanto en todo caso sólo correspondía que alcanzara a los residenciales.

El pronunciamiento de la Corte resulta una derrota política de gran magnitud para el gobierno nacional que había salido a presionar fuerte para sostener los tarifazos, incluso amenazando con despidos y una disparada inflacionaria.

En la jornada del martes el ministro de Energía, Juan José Aranguren, no supo explicar en la Cámara de Diputados cómo se componía el precio de las tarifas, por lo que no hubo ningún avance en materia de clarificar el panorama energético, ni el cuadro tarifario.