La Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) Autónoma, lleva a cabo un acampe frente al Congreso para rechazar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y también el proyecto de Presupuesto 2019 que presentó el gobierno y que deberá ser debatido por el Congreso.

Aduciendo las exigencias que estaría imponiendo el organismo internacional a partir del préstamo de 57 mil millones de dólares, desde el gremio catalogaron que en realidad ese presupuesto se trata de uno diagramado por el FMI y no por el gobierno de Mauricio Macri.

"No es un presupuesto argentino, sino que tiene que ver con el del FMI, la mayor concentración de la economía de nuestro país", expresaron, agregando que "en ninguna parte del documento se expresa lo que significa un presupuesto para un país, que tiene que hablar de la producción, de la autonomía de una Nación".

El acampe, se desarrollará hasta este viernes 5 de octubre e incluye charlas debate, proyección de documentales, clases públicas, muestras artísticas, espectáculos y presentación de un presupuesto alternativo, que contará con la presencia de legisladores y legisladoras.

La protesta comenzó con una marcha de los mineros portando antorchas junto a la conducción de la CTA.

Durante la semana habrá actividades y charlas de los diferentes sectores de trabajadores públicos y privados: ATE, mineros, astilleros, salud, docentes, investigadores, trabajadores del cuero, visitadores médicos, telefónicos, construcción, correos privados, gastronómicos, movimientos sociales, cooperativas, organizaciones de niñez y territoriales. También habrá una muestra itinerante sobre Mercedes Sosa, murgas y proyecciones de documentales.

Se espera para hoy la presentación del análisis crítico del presupuesto, que contará con la presencia de legisladores y a las 16 habrá una charla debate de cómo afecta el recorte presupuestario a las mujeres. El miércoles a las 19, los mineros de Río Turbio harán un homenaje a los 14 mineros muertos en accidente del trabajo. El jueves se marchará del ex Ministerio de Salud a Plaza de Mayo para denunciar la gravísima situación de la salud pública.